25 años

25 años

El neo-dogma del neo-puritanismo neo-refinado ha llamado sexuales a las agresiones o abusos. Se ha extendido ese dogma. Nació, como es sabido, de los grupos anti-sex que en los años ochenta auparon al poder al Presidente de de los Estados Unidos Ronald Reagan. Y que, desde entonces, no ha dejado de expandirse.

Aquí en Europa decíamos entonces -y seguimos diciendo- que el sexo es un concepto y un valor. Como concepto, se estudia y se conoce; y como valor, se desarrolla. O sea, una de esas cualidades que tiene todo ser humano por el hecho básico de ser sexuado.

La educación sexual es una de las formas de ese desarrollarlo, tal vez la mejor. De esa manera se puede aprender a valorar y estimar el hecho de ser sexuados. Su principal fruto o resultado es organizarse para amarse de las muchas formas que ofrece la variedad de la misma condición humana.

Esto vendría a ser un resumen de lo que hacemos para formar a profesionales a través del Master en Sexología, educación y asesoramiento.

El neo-dogma del neo-puritanismo neo-refinado se propuso considerar el sexo como una palabra vacía que podían llenar de lo que quisieran y que han llenado de toda clase de cosas feas y odiosas, rechazables y condenables. Ya habían metido en ese palabra muchas cosas perseguibles.

Pero no habían dado con lo más odioso y repelente que es la violencia o la agresión. Cuando vieron este filón, se pusieron a explotarlo y extenderlo en fórmulas léxicas tales como, entre otras, las de agresión sexual o abuso sexual.

Y lo que es un valor de todos han querido convertirlo por ese dogma neo-puritanismo es algo más deleznable de lo que había sido. Siempre se había metido en esa palabra cosas feas, muy feas. Lo nuevo ha sido mezclar sexo y violencia. Y suprimir la Educación Sexual.

Seguimos y seguiremos, pues, desarrollando las nociones que el sexo ofrece como concepto y valor. Y para ver a los seres humanos como sujetos sexuados. Tenemos nuestras razones y documentación.

Esto es lo que nos planteamos cuando hacemos este Master de Sexología: Educación y Asesoramiento que cumple ahora 25 años en convenio con la Universidad de Alcalá en Madrid.

Ha sido y es nuestra forma de contribuir a que haya menos de eso que todos lamentamos. Se puede seguir engrosando el dogma del anti-sex. Y se pueden seguir otros planteamientos. Los resultados nos animan. [E. Amezúa].

Facebooktwittergoogle_plus