CAMINOS QUE PUEDEN CONDUCIR A LA EYACULACIÓN RÁPIDA

El miedo, la inexperiencia, la falta de educación y la abstinencia, entre las causas más destacadas.

El temor al embarazo es también motivo de que el hombre acorte el tiempo de su relación, sin que lo advierta.

LA ABSTINENCIA

Una prolongada abstinencia sexual trae siempre consigo una gran rapidez en la eyaculación. Generalmente en las parejas que, después de mucho tiempo sin relación sexual hacen el amor, el hombre llega muy pronto a la eyaculación. Por el contrario, la regularidad y frecuencia de la relación sexual trar consigo un descencso en la intensidad y rapidez de la excitación.

LA HIPERSENSIBILIDAD

Algunos individuos están dotados de una sensibilidad sexual extrema. La excitación les domina pronto, y el control no les resulta fácil. En estos casos suele ser frecuente el quejarse de eyaculación rápida, incluso repentina o muy apresurada.

LA EDUCACIÓN

En otros casos, el hábito adquirido de una pronta eyaculación puede ser la causa de la incapacidad para prolongar la erección sin eyacular. Nuestra educación nos ha formado para relaciones sexuales rápidad. No tenenmos los occidentales esa gran virtud oriental que se llama “tomarse todo el tiempo”. Y este trasfondo pesa sobre muchos hombres.

EL ORGASMO

Del mismo modo, la prisa por disfrutar ha dado a muchos la idea de que lo más importante en la relación sexual es el orgasmo, y que orgasmo y eyaculación son una misma cosa. Conviene distinguir las dos. Pero normalmente muchos hombres están predispuestos a “agararse al placer culminante”, y no para en la otra clase de placer. De ahí su obsesión por llegar a la eyaculación. Y de ahí la eyaculación rápida.

LAS PROSTÍIUTAS

En otros casos, lo que encontramos como causa está más bien asociado a ciertas iniciaciones prácticas no muy aconsejables. Por ejemplo, el caso del que ha tenido su primera relación con una prostituta, para quien lo principal no es el placer, sino el dinero. La prostituta mide su trabajo con el reloj. Y muchas veces su propia prisa ha influido en que muchos hombres la adquieran como habitual, con el consiguiente perjuicio para la pareja.

LAS HURTADILLAS

Otra clase de iniciaciones que han sido causa de hábitos de eyaculación rápida son la relaciones sexuales a hurtadillas, a escondidas, en rincones o portales o en servicios públicos. Estas circunstancias se unen para crear este problema desde las primeras experiencias. Si después no se ha puesto remedio, el `problema se mantiene.

EL MIEDO

El miedo a ser descubierto es otra de las raíces de la eyaculación precoz. Lo mismo que causa la impotencia. Esta, por defecto; aquélla, por exceso. Pero las dos pueden darse ante la opresión del miedo y su correspondiente preocupación.

LA URETRA

Una causa de origen físico es la inflamación de la uretra (por herida o infección), que se nota en el acto de la micción por la sensación de cosquilleo molesto, como de resquemor. Este hecho puede provocar una eyaculación antes de lo deseado.

LA PRÓSTATA

Del mismo modo las inflamaciones de la próstata, procedente, especialmente en los jóvenes, de alguna infección o virus entrado por la uretra. Suele notarse a través de una serie de síntomas, como son ganas de orinar frecuentes, incluso a veces una orina un tanto matizada de color sanguinolento, menor deseo sexual, algunas erecciones no muy muy completas y, como resultado, una eyaculación más rápida. En cuanto a las personas mayores, la infección de la próstata, por distintos motivos, es causa determinante.

LA CIRCUNCISIÓN

¿Es la circuncisión causa de la eyaculación rápida o prematura? Respecto a este punto se pueden obtener las más variadas opiniones. Como es sabido, la circuncisión consiste en eliminar el prepucio o piel que envuelve el glande del pene. El hecho de que el glande quede continuamente al descubierto, hace pensar en que la sensibilidad de lo nervios de que está dotado el glande disminuya por la costumbre de encontrarse siempre descubierto. Suele admitirse que el hombre circuncidado tiene ligeramente menos sensibilidad

EL FRENILLO

Otra de las causas de origen físico es el hecho de tener el frenillo demasiado corto. Se llama frenillo al repliegue que une la piel del prepucio con la base del pene, por debajo del glande y cerca de la uretra. Esta zona es especialmente sensible. Cuando el frenillo es demasiado corto, la excitación es muy apresurada y la eyaculación suele venir muy rápida.

LA INERCIA

Otras causas –las más de origen psicológico– son la inercia de ciertas personas, y su costumbre a dedicar poco tiempo a la relación sexual. Para muchos una “descarga fisiológica” constituye lo principal de la relación sexual. En tales casos, no es extraño que la eyaculación deseada llegue cuanto antes. Pero esto no deja de ser una deformación por deficiencia educativa.

LA REPRESIÓN

En otros casos la causa es una enorme represión sexual. La represión tiene una dinámica compleja, pero que siempre mantiene concentrada la energía sexual de forma que, en el momento propicio, la energía aflora. La eyaculación precoz es una caso muy concreto de las trabas a la realización sexual, impuestas generalmente por nuestras costumbres coactivas y represivas.

LA MASTURBACIÓN

Se ha hablado a veces de la masturbación como causa de la eyaculación precoz. Esto, normalmente, no es cierto. Lo que sí puede suceder es que ciertas formas de practicar la masturbación hayan condicionado unas estimulaciones y la ausencia de otras. En tales casos, la práctica de esas estimulaciones en la relación sexual trae consigo una excitación más rápida. Pero no es la masturbación como fenómeno lo que debe ser considerado causa.

EL PENE

La talla o medida del pene tampoco es causa de eyaculación precoz. Tal vez habría que hablar de ciertos problemas psicológicos subjetivamente creados por un hecho que no tienen nada de especial. La causa, pues, se sitúa en otro lugar.

EL EMBARAZO

Un motivo más común es el miedo al embarazo. Es curioso constatar cómo en muchos casos este miedo produce una impotencia temporal, y, en otros, una predisposición a la eyaculación rápida. Psicológicamente, el hombre que teme un embarazo, trata de que la relación sexual (en su fase de penetración) dure el menor tiempo posible. Esto puede ser inconsciente y no ser ni admitido ni tenido como tal.

LA EXCITACIÓN

Las causas en las que participa directamente la mujer ..aunque en este problema no suelen ser consideradas– son importantes. La mujer muy ardiente o excitante puede llevar al hombre a una excitación mucho más rápida. Y también a una eyaculación precoz.

LOS ESTÍMULOS

En otros casos la misma mujer en el empleo de unas estimulaciones desproporcionadas puede provocar la eyaculación. Por ejemplo, sabemos que hay zonas más excitables que otras. Y caricias más prontas a provocar la excitación. Si la mujer empieza en sus preludios por las caricias más intensas, es muy fácil que se produzca la eyaculación precoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *