CONTRACEPCIÓN QUIRURGICA MASCULINA Y CONDUCTA SEXUAL :

Descripción de un estudio realizado en Navarra.

Por Esperanza Garcia Astiz

Bajo la dirección de José Luis García Fernández

 

 

I.INTRODUCCION

 

1.1 Importancia del problema

 

Nos proponemos considerar la esterilización masculina y abordar algunas de sus posibles implicaciones en la vida de las parejas que eligen este método de contracepción.

 

Podemos observar el auge que ha venido experimentando la vasectomía en los últimos años en muchos países. Ya en 1984 Philp y colaboradores (1984) calculaban que 33 millones de parejas en todo el mundo confiaban en la vasectomía como método de contracepción.

 

En 1989 Orr y Moore (1989) estimaron que más de 100 millones de parejas en todo el mundo habían optado por la vasectomía como método de control de su fertilidad.

 

En Europa, a través de un detallado cuestionario enviado a especialistas en urología de países de habla germánica, Austria, Alemania Occidental y Suiza, conocemos que el número anual de vasectomías era de 28.519 o 378 vasectomías por millón de habitantes. El número más bajo fue encontrado en Austria con 81 vasectomías por millón de habitantes y el mayor número en Alemania con 422. (Engelmann 1990).

 

En Navarra estimamos que se han venido realizando hasta el momento (1992) a través de los Centros de Orientación Familiar y Educación Sexual, entre 6.000 y 7.000 vasectomías.

 

La vasectomía se ha ido convirtiendo poco a poco en el método preponderante de contracepción quirúrgica, con una demanda superior a la esterilización femenina e incluso al dispositivo intrauterino.

 

Destacamos como ejemplo Irlanda, en donde fueron realizadas en l986 aproximadamente 3.303 esterilizaciones, de las cuales 2.068 fueron vasectomías y 1.245 fueron ligaduras de trompas. Esto nos da una proporción de 3 esterilizaciones masculinas por 2 esterilizaciones femeninas (Orr y Moore l989).

 

Blanco Vicario señala que en los últimos años parece haberse producido un cambio en la actitud del varón, cambio que se ha producido también en el medio rural, siendo el varón quien toma la iniciativa en la adopción de medidas anticonceptivas irreversibles.

 

Son muchos los factores que han podido influir en esta gran demanda de la vasectomía. Tenemos que tener en cuenta que se trata de un método considerado todavía como irreversible y que es el varón el que acepta la responsabilidad de la anticoncepción, cuando tradicionalmente ha sido la mujer quien asumía este papel. Según un estudio realizado por Vogt y Musselman (l984), las mujeres tienden a considerar la vasectomía como una contribución positiva del varón a la igualdad de sexos.

 

Un resumen de los diferentes factores, que han podido influir en esta popularización del uso de la vasectomía, mencionados por los distintos autores serían:

– La eficacia, fiabilidad y seguridad del método.

– La sencillez y rapidez de la técnica, así como un menor costo.

– Menor riesgo frente a la esterilización femenina.

– La ausencia de efectos secundarios indeseables.

– El acceso a la técnica a través de la sanidad pública.

– Mayor información sexual en la población.

 

INDICE DE CONTENIDOS

 

  1. INTRODUCCION

1.1 Importancia del problema 7

1.2. Definición del problema 8

1.2.1. Características de los varones 11

1.2.2. Motivaciones y criterios de selección 12

  1. METODOLOGIA

2.1. Definición del objetivo del estudio 15

2.2. Hipótesis 16

2.3. Método de investigación 17

2.4. El diseño experimental 17

2.5. La muestra 18

2.6. Las variables 19

2.7. Tratamiento estadístico de los datos 20

III. ANALISIS DESCRIPTIVO CUESTIONARIO PRE-VASECTOMIA

3.1. Variables socioeconómicas 23

3.2. Variables historia sexual 39

3.3. Variables relaciones familiares 48

3.4. Variables relaciones sexuales 52

3.5. Variables vasectomía 62

3.6. Test de personalidad EPI-A 58

  1. ANALISIS DESCRIPTIVO Y COMPARATIVO POST VASECTOMIA

4.1. Variables satisfacción vasectomía 73

4.2. Comparación variables pre y post-vasectomía 76

  1. CONCLUSIONES

5.1. Estudio prospectivo 99

5.2. Conclusiones 100

  1. BIBLIOGRAFIA 105

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *