HISTORIA DE UNA CURIOSIDADSexus y Eros

El léxico, la metáfora y el concepto

 

  1. Amezúa

 

Estas páginas son el resultado de una curiosidad. por ver, de cerca, qué pensaron y qué se plantearon algunos clásicos griegos sobre el sexo y el amor. Lo conocía de forma indirecta y por comentarios pero no de primera mano.

¿Por qué esa curiosidad? Después de todo, aunque parezcan lejanos, ellos fueron los que iniciaron una forma de pensar las cosas. Y ellos ofrecieron las primeras pistas que luego hemos ampliado o cambiado. Mejor o peor -guste o no-, todos somos un poco griegos y en ellos están las raíces de esta civilización.

En esas idas y venidas a estos clásicos, no he podido ignorar que esas raíces o cimientos no están precisamente de moda en los tiempos que vivimos. Pero, de vez en cuando, sienta bien un poco de arqueología. Además, renueva el aire y se descubren ideas o hipótesis -algunas, incluso, de un gran interés- cubiertas por el peso de escombros amontonados que impiden el acceso.

A pesar de la distancia que nos separa, mis encuentros con ellos -y en especial con Platón- me han resultado divertidos. Me he llevado sorpresas y he aprendido algunas cosas de utilidad. Todo eso no ha hecho sino aumentar aún más mi curiosidad. Por eso estas páginas se llaman Historia de una curiosidad

 

Índice general

 

Introducción (escrita en primera persona)

Cap. I. La pista del léxico

Cap. II. El dispositivo de la metáfora

Cap. III. Un viaje a la realidad del otro

Cap. IV. La herida y el remedio

Cap. V. La metáfora del sexo y su concepto

Cap. VI. Arqueología y gramática de Sexus

Cap. VII. Un paréntesis. Qué es el “efecto y”

Cap. VIII. Algunas observaciones

Cap. IX. Una restauración de Eros

Cap. X. Fragmentos de otros relatos

Cap. XI. La teorización del sexo

Cap. XII. Un poco más sobre historia y teoría

Cap. XIII. El sexo no fue un tabú

Cap. XIV. Al margen del poder y de su lógica

Cap. XV. ¿Y si retomamos el relato?

Cap. XVI. Otras curiosidades

Epílogo. El cambio de las preguntas

Indice analítico

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *