Generalmente se entiende por actitudes las predisposiciones o estados previos al conocimiento o posteriores a él con los que cualquier sujeto se acerca a un objeto de interés. Toda actitud se compone de elementos emotivos, experimentales y de conocimiento y de todos ellos se configuran sus más resaltables rasgos. Se han estudiado mucho las actitudes hacia el sexo y poco las relativas al hecho de los sexos, lo que ha condicionado las igualmente relativas al otro sexo.

 

VER TAMBIEN:

prejuicios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *