Frente a la generalizada utilización del esquema bio-psico-social, el criterio biográfico ha tratado de acentuar el hilo conductor —y, sobre todo, argumental— de los problemas a través de la propia sexuación biográfica Fue Havelock Ellis el que, en los últimos años del siglo XIX empezó a pedir la redacción de biografías sexuales en lugar de historias clínicas para evaluar la densidad o etiología de los problemas sexuales y, en definitiva, su explicación/comprensión. Algunas de éstas fueron apareciendo como materiales en los apéndices de los distintos volúmenes de su Summa Sexológica.El mismo Ellis trató de hacer lo propio con su biografía (My life, 1939).

 

VER TAMBIEN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *