Se entienden las bases teóricas y pragmáticas que sustentan el formato general de la Terapia sexual, sus estrategias, tácticas, técnicas y recursos. Se enumeran tres claves básicas: 1) la relativa al objeto clínico según la cual el objeto de tratamiento no es ni uno ni otro de los componentes de la relación sino un tercero que es la misma relación, es decir, su ars amandi; 2) la relativa a la etiológía y diagnóstica, según la cual el diagnóstico no se hace a través de las etiologías orgánicas o psicopatológicas, como era habitual, sino en función de la misma relación y más en concreto de su ars amandi; 3) la relativa al mismo tratamiento, según la cual la Terapia sexual es un tratamiento sexual, es decir, del ars amandi de los sexos sobre el quicio epistemológico del factor sexual.

 

VER TAMBIEN:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *