Segunda de las claves básicas de la Terapia sexual —las otras dos son la unidad clínica y el propio tratamiento— y que consiste en la priorización del ars amandi o marco relacional por encima de las causas orgánicas o psicopatológicas de sus componentes. Ello no quiere decir que estos elementos no sean considerados, sino en su momento y, en todo caso, en el marco de dicha relación.

VER TAMBIEN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *