El eje o quicio teórico en torno al que giran los sujetos como tales sujetos sexuados ha sido tomado como un adjetivo sinónimo de vicio moral antiguo, actualmente permitido. La confusión de conceptos anteriores, tales como la lascivia y su cadena semántica, con el sexo o su adjetivo sexual han sido, sin duda, uno de los factores más resaltables de este fenómeno de confusión. Frente a esta configuración que corresponde al concepto falseado de sexo, el factor sexual es un concepto que remite al hecho sexual humano y, en definitiva, a la histórica cuestión sexual de la que ha emanado el paradigma moderno de los sexos.

 

VER TAMBIEN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *