Tras el avance del paradigma moderno de los sexos, el antiguo concepto de reproducción o pariduría demográfica, como deber de la especie, ha sido replanteado como un valor de los sujetos, como una de sus opciones. Según el eslogan feminista "hijos, los deseados", la antigua reproducción ha sido replanteada a partir de los mismos sujetos y no ya desde la naturaleza o la especie. Por decirlo en términos de actitudes o de valores de los sujetos, éstos han convertido el fenómeno de la reproducción natural de la especie en un valor propiamente humano.

 

VER TAMBIEN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *