Freud

 

(1856-1939). Ha sido uno de los grandes pioneros en la formulación de hipótesis explicativas relativas a aspectos de la sexualidad, algunas de las cuales siguen aún vigentes y seguirán por mucho tiempo. Sin tratar de disminuir el valor de estas aportaciones, la omnipresencia de su figura —incluida su polémica constante— ha contribuido a ensombrecer una serie de aportaciones de autores del ámbito de la Sexología hoy prácticamente ignorados y que, sin embargo constituyen pilares distintos sobre los que el futuro ha girado. Las cotejaciones de Freud con Havelock Ellis o con Magnus Hirschfeld podrían servir no tanto para disminuir importancia a las contribuciones de Freud —de lo que no se trata— sino para no seguir con el error que ha supuesto haber convertido a éste en la única referencia que, sin duda, ha sido una de las causas de la lentitud del avance del moderno paradigma de los sexos.

VER TAMBIEN:

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *