Concepto que da cuenta de los polos y gamas del continuo de los sexos en el que se sitúan los modos masculino-femenino. El término es fundamentalmente teórico y no clínico. No se padece de intersexualidad, se es intersexual porque no hay sexos al cien por cien absolutos sino dentro de su reparto en el continuo de los sexos.

VER TAMBIEN:

el acrónimo di-bi-inter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *