El machismo —tradicionalmente el predominio del macho sobre la hembra— es posiblemente el fruto más logrado del esquema de pensamiento basado en el antiguo modelo del locus genitalis al haber planteado el referente masculino en los humanos desde el referente macho de los animales y debido a la vigencia de dicho modelo antiguo. La tendencia de moda que consiste en la sustitución del concepto de machismo por el de "sexismo", promovida especialmente por las corrientes del sexist language ha desviado la atención de las aportaciones epistemológicas del paradigma moderno de los sexos y ha tratado de articular una lucha social que deja al margen la sexuación de los sujetos para promover un sistema de indiferenciación en sus relaciones, lo cual, dada su inviabilidad, ha provocado nuevas formas de tensión entre los atávicos machismos y los nuevos feminismos. ((((Nueva Eva, viejo Adán))))

VER TAMBIEN:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *