Con la Ilustración y la profundización en los principios de la Época Moderna, así como el derrumbamiento teórico del antiguo modelo reproductivo —unido o no con el placer— fue necesaria la elaboración teórica de un nuevo paradigma capaz de explicar no sólo la reproducción sino, sobre todo la entidad de la mujer al mismo nivel que el hombre. Su amplitud y extensión desde el Derecho y el pensamiento a las ciencias naturales y sociales, así como a la literatura y el arte constituyó ese nuevo marco explicativo.

VER TAMBIEN:

hecho sexual humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *