Primera de las tres estrategias en el orden de su aplicación —las otras dos son la focalización sensorial y la percepción e insight de los deseos— utilizadas en el formato de la Terapia sexual y que consiste, como su fórmula indica, en prohibir o suprimir temporalmente el coito de forma que los amantes puedan concentrarse en otras interacciones de sus deseos. Es también uno de los instrumentos para la distracción y desplazamiento de las ansiedades producidas por la obligatoriedad del cumplimiento de una función impuesta. Se realiza a través de sus correspondientes juegos tácticos

VER TAMBIEN:

tácticas utilizadas en Sex therapy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *