Foro de sexología y sexualidadrecuperar líbido después de muy mala época
pilar vidal preguntada 1 año antes

hola, tengo 31 y soy soltera convencida, quiero decir que no quiero pareja estable, me gustan las relaciones esporádicas con amigos en los que confíe, sin compromiso, sin poner etiquetas. no creo en el amor romántico ni el los “para siempres”, siempre he disfrutado de mi sexualidad sin ataduras y sin tabúes, ni complejos. pero hace unos años me enamoré, y fue una equivocación tras otra, una pesadilla. era un chico 4 años más joven que yo, con él me sentía muy libre, aunque algo más tenía, porque me volví loca por él, y pensé que sería para siempre. enseguida fuimos a vivir juntos, aunque cada uno con su cuarto, con su espacio independiente. el problema fueron las drogas, él estaba enganchado a la heroína, y yo achacaba su falta de ganas de sexo a eso, casi nunca quería tocarme, y cuando lo hacía era drogado. yo llegué a desesperme por hacerlo con él, y me sentía ridicula cuando intentaba “seducirle”, porque o no se enteraba o fingía no enterarse, tanto que al final acabé por dejar de intentarlo, y también de masturbarme a menudo, cosa que solía hacer tuviese pareja sexual o no. al principio de nuestra relación le ayudé con todas mis fuerzas y mi tiempo, y consiguió dejar la droga una temporada. pero el nunca quiso dejarlo “del todo”, era un “fiestas” y le gustaba serlo, y cuando volvió a caer me culpé por ello, me puse histérica, y él se planteó dejarme por que aquello parecía ser demasiado para mi, y no se muy bien cómo, porque yo estaba sin fuerzas, y muy frustrada, pero al final me enganché yo también, mis razonamientos y motivos para hacerlo fueron absurdos, y cuando me di cuenta ya estaba muy metida en “el mundillo”, y no fue fácil dejarlo. primero me tuve que desenganchar de él, que era la causa evidente de mi locura, me había pasado dos años suplicándole que dejase la droga, quedabamos en que yo lo intentaría dejar primero para poder cuidarle a él después, pero no se atrevía, y en vez de alejarme de él volvía a consumir para poder formar parte de su vida. y si al principio me tocaba poco, y me daba pocas muestras de cariño, cuando me enganché y empecé a tener problemas, además de la depresión por todas mis malas decisiones, me dejó sola, en vez de apoyarme se iba en cuanto yo necesitaba alguna ayuda, o simplemente me decía que me buscase la vida igual que lo hacía él. la diferencia es que él llevaba en ese infierno desde la adolescencia, toda su vida, y yo me había metido allí solo con la idea de sacarle, pensando que quizás el me quería lo suficiente como para alejarme de esa mierda. pero a él no le iba mal con eso, asi que tuve que despertar y espabilarme. me había quedado sin familia, casi sin amigos (fiables), sin salud, y sin sitio a dónde ir. me metí a vivir en unas ruinas con un chaval que acababa de conocer, y tuve suerte, nos apoyamos mucho los dos, si no fuese por el yo habría muerto ahogada en mi vómito en ese agujero. no comía, me medicaba mucho para pasar el mono, y no tenía ni un váter para hacer mis necesidades, ni un grifo para lavarme. ese chico había empezado a engancharse a la heroína, y yo encontré la motivación para no consumir, evitando que mi amigo cometiese los mismos errores que yo. decidí hacer por él lo que mi ex nunca hizo por mi, dejar de consumir para evitar que alguien que me importa se deje llevar por esa mierda y caiga conmigo. después de casi un año sin consumir me repuse un poco, gané algo de peso, y conseguí arreglar una ayuda económica para recuperarme, asi que pude alquilar una habitación. han pasado tres años desde que dejé todo atrás, aunque sigo tomando metadona, un antidepresivo y un ansiolítico, y creo que aún me queda mucho camino para que mi cuerpo esté libre de químicas y achaques… he intentado volver a tener relaciones, y ha habido épocas en las que parecía que me volvía la sangre a correr por las venas, y que ya me apetecía más tocarme, pero con mi última relación me sentí muy abrumada, no era capaz de tocarme ni de tocarle, y al igual que yo, él no comprendía por que me costaba, se enfadaba pero no nos decíamos nada, hubo mucha falta de comunicación, pero yo nunca había tenido antes problemas para hablar esas cosas, asique no me reconocía, estaba sumisa y pasiva, y no era capaz de reaccionar. empecé a adelgazar de nuevo y a deprimirme más, pero me dí cuenta a tiempo esta vez, y hace casi un año que acabé con él, y que estoy soltera, pero aún me pongo muy nerviosa solo de pensar en sexo, hay una barrera invisible contra la que me estampo cada vez que intento motivarme, calentarme, y no puedo hacer nada. es más, si escribo esto es porque al darme cuenta de que ha pasado mas de un año desde la última vez, quise relajarme, motivarme a mi misma e intentar darme placer, aunque fuese sin masturbación, solo acariciarme, intenté fantasear como antes, pero me puse a llorar, no podía dejar de llorar y me dió un buen ataque de ansiedad. no se si son los medicamentos, o que todavía no he superado lo de mi ex a pesar de todo, es cierto que nunca había odiado a nadie, y aunque racionalmente se que tengo que ser consecuente con mis decisiones siento que me traicionó, que perdí años de mi vida por las drogas y él podía haberlo evitado. no se como volver a tener una relación sana, sin ataduras, sin malos rollos, como antes, si yo misma ya no funciono de manera sana, sé que tengo que tener paciencia, pero en el tema sexual ya llevo demasiado tiempo “apagada”, me da miedo no volver a disfrutar como antes… he superado mucas cosas, y no me voy arendir con esto, pero no tengo herramientas, no sé por dónde empezar, y no tengo dinero para terapias, mi psicóloga de la seguridad social no me ayuda nada, no confío en ella, y sus consejos no me sirven, pero no tengo otra opción. me gustaría conocer, no se, alguna técnica de relajación o algo así… aun que agradezco cualquier consejo, por supuesto. un saludo, muchas gracias.

Your Answer

6 + 4 =

pilar vidal preguntada 1 año antes

hola, tengo 31 y soy soltera convencida, quiero decir que no quiero pareja estable, me gustan las relaciones esporádicas con amigos en los que confíe, sin compromiso, sin poner etiquetas. no creo en el amor romántico ni el los “para siempres”, siempre he disfrutado de mi sexualidad sin ataduras y sin tabúes, ni complejos. pero hace unos años me enamoré, y fue una equivocación tras otra, una pesadilla. era un chico 4 años más joven que yo, con él me sentía muy libre, aunque algo más tenía, porque me volví loca por él, y pensé que sería para siempre. enseguida fuimos a vivir juntos, aunque cada uno con su cuarto, con su espacio independiente. el problema fueron las drogas, él estaba enganchado a la heroína, y yo achacaba su falta de ganas de sexo a eso, casi nunca quería tocarme, y cuando lo hacía era drogado. yo llegué a desesperme por hacerlo con él, y me sentía ridicula cuando intentaba “seducirle”, porque o no se enteraba o fingía no enterarse, tanto que al final acabé por dejar de intentarlo, y también de masturbarme a menudo, cosa que solía hacer tuviese pareja sexual o no. al principio de nuestra relación le ayudé con todas mis fuerzas y mi tiempo, y consiguió dejar la droga una temporada. pero el nunca quiso dejarlo “del todo”, era un “fiestas” y le gustaba serlo, y cuando volvió a caer me culpé por ello, me puse histérica, y él se planteó dejarme por que aquello parecía ser demasiado para mi, y no se muy bien cómo, porque yo estaba sin fuerzas, y muy frustrada, pero al final me enganché yo también, mis razonamientos y motivos para hacerlo fueron absurdos, y cuando me di cuenta ya estaba muy metida en “el mundillo”, y no fue fácil dejarlo. primero me tuve que desenganchar de él, que era la causa evidente de mi locura, me había pasado dos años suplicándole que dejase la droga, quedabamos en que yo lo intentaría dejar primero para poder cuidarle a él después, pero no se atrevía, y en vez de alejarme de él volvía a consumir para poder formar parte de su vida. y si al principio me tocaba poco, y me daba pocas muestras de cariño, cuando me enganché y empecé a tener problemas, además de la depresión por todas mis malas decisiones, me dejó sola, en vez de apoyarme se iba en cuanto yo necesitaba alguna ayuda, o simplemente me decía que me buscase la vida igual que lo hacía él. la diferencia es que él llevaba en ese infierno desde la adolescencia, toda su vida, y yo me había metido allí solo con la idea de sacarle, pensando que quizás el me quería lo suficiente como para alejarme de esa mierda. pero a él no le iba mal con eso, asi que tuve que despertar y espabilarme. me había quedado sin familia, casi sin amigos (fiables), sin salud, y sin sitio a dónde ir. me metí a vivir en unas ruinas con un chaval que acababa de conocer, y tuve suerte, nos apoyamos mucho los dos, si no fuese por el yo habría muerto ahogada en mi vómito en ese agujero. no comía, me medicaba mucho para pasar el mono, y no tenía ni un váter para hacer mis necesidades, ni un grifo para lavarme. ese chico había empezado a engancharse a la heroína, y yo encontré la motivación para no consumir, evitando que mi amigo cometiese los mismos errores que yo. decidí hacer por él lo que mi ex nunca hizo por mi, dejar de consumir para evitar que alguien que me importa se deje llevar por esa mierda y caiga conmigo. después de casi un año sin consumir me repuse un poco, gané algo de peso, y conseguí arreglar una ayuda económica para recuperarme, asi que pude alquilar una habitación. han pasado tres años desde que dejé todo atrás, aunque sigo tomando metadona, un antidepresivo y un ansiolítico, y creo que aún me queda mucho camino para que mi cuerpo esté libre de químicas y achaques… he intentado volver a tener relaciones, y ha habido épocas en las que parecía que me volvía la sangre a correr por las venas, y que ya me apetecía más tocarme, pero con mi última relación me sentí muy abrumada, no era capaz de tocarme ni de tocarle, y al igual que yo, él no comprendía por que me costaba, se enfadaba pero no nos decíamos nada, hubo mucha falta de comunicación, pero yo nunca había tenido antes problemas para hablar esas cosas, asique no me reconocía, estaba sumisa y pasiva, y no era capaz de reaccionar. empecé a adelgazar de nuevo y a deprimirme más, pero me dí cuenta a tiempo esta vez, y hace casi un año que acabé con él, y que estoy soltera, pero aún me pongo muy nerviosa solo de pensar en sexo, hay una barrera invisible contra la que me estampo cada vez que intento motivarme, calentarme, y no puedo hacer nada. es más, si escribo esto es porque al darme cuenta de que ha pasado mas de un año desde la última vez, quise relajarme, motivarme a mi misma e intentar darme placer, aunque fuese sin masturbación, solo acariciarme, intenté fantasear como antes, pero me puse a llorar, no podía dejar de llorar y me dió un buen ataque de ansiedad. no se si son los medicamentos, o que todavía no he superado lo de mi ex a pesar de todo, es cierto que nunca había odiado a nadie, y aunque racionalmente se que tengo que ser consecuente con mis decisiones siento que me traicionó, que perdí años de mi vida por las drogas y él podía haberlo evitado. no se como volver a tener una relación sana, sin ataduras, sin malos rollos, como antes, si yo misma ya no funciono de manera sana, sé que tengo que tener paciencia, pero en el tema sexual ya llevo demasiado tiempo “apagada”, me da miedo no volver a disfrutar como antes… he superado mucas cosas, y no me voy arendir con esto, pero no tengo herramientas, no sé por dónde empezar, y no tengo dinero para terapias, mi psicóloga de la seguridad social no me ayuda nada, no confío en ella, y sus consejos no me sirven, pero no tengo otra opción. me gustaría conocer, no se, alguna técnica de relajación o algo así… aun que agradezco cualquier consejo, por supuesto. un saludo, muchas gracias.

Your Answer

0 + 18 =