episteme,sexologia,sexos, sexuados,estudio,formación,

La episteme equivale al super tema. Es el tema más importante que permite aclararnos sobre de qué hablamos cuando hablamos de sexo: hablamos de la idea que nos hacemos de los sexos.

La episteme de los sexos tiene su base en la idea de los sexos. Y ésta surgió en la Época de la Ilustración y la razón. Pensar y desarrollar la idea de los sexos es plantear y hacer razonable el hecho de que los sexos se atraen y desarrollarla para plantearla de forma razonable y viable en los sujetos.

Razonable no es sólo racional: los sexos se atraen y se desean. Y por ello desean convivir: llegar a acuerdos; que son formas de relación distintas a las de dominación o sometimiento mediante las distintas formas de agresión o violencia que es hacer la guerra entre ellos.

Episteme no es un término de uso común por ser expresamente reservado a la teoría de la ciencia, pero es necesario para situar la base de lo que se trata en la idea de los sexos. La epistemología de los sexos es la base para saber de qué hablamos y poder entendernos en el marco de la disciplina.

Se han tratado de justificar distintas actitudes y conductas de los sexos. Pero un paso previo es saber a qué llamamos sexual para poder entenderse. El sexo no es un adosado para el ejercicio de una función. Es una estructura de la existencia sobre la que se sustenta la dimensión de la condición humana que es, por definición, sexuada.

E.Amezúa “El sexo, historia de una idea” en Revista Española de Sexología, nº  115-116.

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *