¡Hola Fabi! 
Recibe saludos cordiales de mi parte.
Pues bien, el sangrado después de una penetración no siempre hace referencia a una ruptura del himen. Generalmente, es el sangrado un síntoma benigno que puede darse por algunas causas, por ejemplo: una ligera inflamación en el cuello uterino como efecto de la penetración; pólipos vaginales, que en caso de tenerlos, son formaciones benignas que suelen asomarse hacia la vagina y sangrar cuando entran en contacto con el pene (o en tu caso, con el consolador).
Sin embargo, otras razones pueden ser: la presencia de úlceras cervicales, dando lugar a que la mucosa presente en el útero salga hacia la cavidad vaginal y produzca un mayor aumento en la vasculización, generando el sangrado durante el sexo; o, podría deberse a una infección, por lo cual resulta prudente hacer una limpieza antes, pero sobretodo después, de usar juguetes sexuales, para esto se recomienda usar jabón de manos o detergente suaves y sin aroma, y evitar los antibacteriales porque pueden dejar residuos.
Como sea, un diagnóstico médico es más preciso si has observado que el sangrado continúa. Pero si no, una sugerencia apropiada sería estimular primero tu vagina a través del tacto, de manera que la lubricación natural ayude a disminuir la fricción al momento de la penetración y hacer que ésta sea más placentera; para esto, podrías ayudarte en estímulos visuales o auditivos, y, sin pretender ser inoportuno, creo que podría brindarte alguna ayuda en caso de que la necesites 😉
Atentamente,
Emilio
Pd: Por si te ha entrado la duda y quisieras un elemento adicional para decidir, te dejaré una descripción breve de mi persona: 1.81 m, piel canela, ojos claros, atlético y definido, dotado con 18 cm. Creo que mi voz podría resultar estimulante, y sugerente para ciertas motivaciones.