LA NUEVA TERAPIA SEXOLÓGICA: CLAVES EN TERAPIA Y ASESORAMIENTO SEXUAL, O SEA DE LOS SEXOS

Por Silberio Sáes Sesma

 

Cuestiones previas

 

Estas líneas pretenden ser la continuación, aplicada a la clínica y el asesoramiento sexológico, de nuestra propuesta evolutiva de caracteres sexuales terciarios.

Cómo tal propuesta, es solamente un inicio, que pretende concretar en la práctica las propuestas previas teóricas. En estos momentos, la principal aportación es el “matiz” sexológico que a nuestro parecer deber ser “sumado” a los protocolos habituales de la sexoterapia; que, según nosotros, ha ido generando todo un patrimonio de recursos; en ocasiones de cuño propio, pero en la mayoría de los casos adaptando aportaciones paralelas de los ámbitos psicológicos y médicos. Es lo que algunos autores consideran aspectos centrípetos.

En estos momentos, creemos estar en disposición de pasar de este enfoque centrípeto al centrífugo; y aportar matices sexológicos, que al no ser tenidos en cuenta, limitan la validez, y sobre todo la eficacia operativa, de los protocolos tradicionales en sexoterapia.

Aun cuando en el devenir de estas líneas, haremos un cuestionamiento profundo de la propia “clasificación” de las disfunciones sexuales (en realidad erótico-amatorias) en función del síntoma, en vez de en función del “sexo” de los implicados; mantendremos esa vía de entrada centrada en la disfunción y, a partir de ella, propondremos nuestros matices sexológicos.

Y, siguiendo el mismo hilo argumental, dado que nuestra idea es la de sexologizar la terapia; somos conscientes de que no vamos a recorrer “todas” las disfunciones sexuales; ni siquiera las más demandas. Utilizaremos como ejemplos algunas demandas terapéuticas y en base a ellas (y sobre todo en base a los límites que observamos con los enfoques tradicionales) iremos sumando y complementando.

Tampoco estará de más avisar, que partimos de la idea de “crecimiento” que no de la de “demolición”. Lo aprendido hasta ahora por el terapeuta es básico y a todos los efectos útil. Desde esta premisa, nuestra intención es ir precisamente a las limitaciones que se pueden encontrar sin partir de un enfoque sexológico permanente, a lo largo de toda la terapia y de todas las demandas.

Y como esta obra es, a todas luces, un ensayo; reconocemos sin empalago que habitualmente nuestras propuestas novedosas se refieren más a los objetivos antes que a las herramientas o estrategias concretas para lograrlos. En este sentido, aún queda mucho trecho por andar. Proponemos “qué tuercas se deberían apretar”; pero no siempre sabemos con qué herramientas o estrategias se podría logar de un modo absolutamente efectivo.

Cómo el lector comprobará, el bilingüismo y la sexación serán dos objetivos permanentes, independientemente de la disfunción o demanda; y sobre todo, más allá de la erótica y la amatoria. Pero no siempre tendremos una oferta clara para conseguir el logro que buscamos. En este punto animamos a los sexólogos a participar y dar continuidad a lo que es claramente un reto de expansión sexológica.

Si el lector buscaba un banco de recursos terapéuticos, no hay duda que se ha equivocado de obra. Si lo que el lector busca es complementar y abrirse a nuevas propuestas de reflexión en todo lo que supone el “sexo”, en tanto hombre y mujer, tal vez tengamos algo que aportar.

Y sin obviar estas limitaciones, creemos que proponer un objetivo, aún cuando no se disponga de la herramienta; es más honesto y fructífero en el plano científico que aportar herramientas sin saber para qué fin son diseñadas o aplicadas. A veces una misma herramienta puede servir a objetivos distintos; pero el operario debe tener claro cuál es el objetivo; no es la herramienta la que decide; sino el objetivo el que dirige, usa y dispone de la herramienta. Tal vez algunas herramientas básicas en terapia y asesoramiento sigan siendo válidas y valiosas; y sólo haya que variar el momento de uso, la contundencia o el matiz diferencial con que se empleen; es decir, el por qué y el para qué.

Y cómo decíamos en una obra anterior: “La elaboración de nuestro discurso pretende ser un ensayo, con todo lo que ello supone:

-Reto a la discusión de quien lo “escuche” (lea).

-Inacabado y por tanto mejorable.

-Abierto a sustracción, adición y adicción.”

 

 

Índice

Cuestiones previas  9

Introducción 13

Terapia sexual “¿y/o?” de pareja 15

La nueva terapia sexual 21

Dos cimientos básicos en terapia sexual: 24

1º cimiento : Claves de sexuación en terapia sexual 24

2º cimiento : Claves de bilinguismo sexual como alternativa en terapia 34

Algunos ejemplos de abordaje terapéutico 39

Identidad y orientación sexual 40

El hombre “en” la disfunción eréctil 89

El hombre “en” la eyaculación precoz 123

Inhibición del deseo erótico 142

La otra terapia sexual 193

Comunicación masculino-femenina 194

Violencia sexual 196

Pero al final, la erótica 203

Colofón 213

Anexo I 217

Anexo II 225

Anexo III 227

Anexo IV 230

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *